La realidad señala que el estado de la economía es cada vez más complicado por el contexto atípico que se está atravesando, debido a la pandemia por el coronavirus. Esto indudablemente repercute en la situación financiera de cada hogar, por lo que se dificulta cada vez más ahorrar dinero.

 

Para poder ahorrar dinero no es necesario hacer cursos de economía ni tener amplios conocimientos financieros. Simplemente basta con seguir sencillos pasos que se focalizan en dos preceptos importantísimos que se deben tener en cuenta de forma diaria: organización y determinación.

 

Es valioso saber que todos los ahorros que se hagan son importantes. Si al final del mes no pudiste ahorrar el 15 o el 20% de tu salario (es lo que recomiendan los expertos) no significa que se estén haciendo las cosas mal, solamente hay que ordenarse y comprender que todos los gastos cuentan, desde una sencilla taza de café hasta pagos mensuales a compañías celulares.

No lo olvide, cada pequeño peso que se ahorre significa mucho si lo hace de forma cotidiana

Para ahorrar dinero todos los meses, te traemos esta guía práctica: 

Cancela todas tus deudas pero la más cara primero

Manos a la obra. El primer paso es buscar todos tus estados de cuentas y establecer cuál es la que está generando mayores intereses. Puede ser una factura de servicios impaga, lo adeudado de tarjetas de créditos o préstamos personales que se hayan tomado con anterioridad. Esto se lo conoce como borrón y cuenta nueva. El objetivo es comenzar de cero para poder, finalmente, empezar a ahorrar para cumplir esos deseos que tienes.

 

Haz un presupuesto para tus ahorros y registra tus gastos

Es crucial identificar los ingresos y los gastos que se tienen todos los meses. Esto permitirá organizar y mejorar tus finanzas considerablemente. Al tener todo volcado en una libreta o en una hoja de Excel, para los más hábiles en herramientas digitales, ayudará a comprender en qué se está gastando el dinero y qué cambios podemos realizar para maximizar el poder de ahorro. Consejo: no olvides anotar absolutamente todo los gastos. Pueden ser golosinas, almuerzos en el trabajo o arreglos en su carro.

 

Capacidad de ahorro de forma gradual.Organización y determinación, las dos claves para dejar de endeudarse y empezar a ahorrar dinero de manera constante.

 

Establece objetivos

La gran mayoría de las personas decide ahorrar dinero por si surge algún imprevisto y hay que desembolsar una suma de dinero con la que no contamos habitualmente. Si bien esto es un fin sustancial, es mejor fijar un motivo sentimental, un objetivo que nos haga felices, como cambiar el carro, cumplir el sueño del hogar propio, irse de vacaciones o ayudar a un familiar que lo amerite. También es importante plantearse objetivos de corto, mediano y largo plazo.

 

Busca la forma de recortar gastos

Si tus gastos son altos y no puedes ahorrar como quisieras, es hora de tomar la determinación de dejar de lado consumos que no son esenciales. Haz el ejercicio de preguntarte: ¿Vale verdaderamente hacer este desembolso por mes? También está la posibilidad de reducir gastos y no suprimirlos, como pueden ser suscripciones o membresías, planes de telefonía, televisión por cable, seguros de tu carro. Todos estos servicios seguramente ofrezcan planes más básicos que el que tienes actualmente. Estarás muy agradecido cuando veas la suma de dinero que ahorras gracias a estos métodos.

 

Elige la manera adecuada de ahorrar dinero

Como bien sabemos, no es lo mismo ponerse como objetivo ahorrar para comprar una casa que para realizar un viaje soñado. Los plazos son diferentes y debemos tener en cuenta qué herramientas existen para gestionar de mejor manera nuestros ahorros. Pueden ser: Cuenta de ahorros, corriente, Certificado de depósito a término, Cuentas individuales de Jubilación y Cuentas de ahorro programado.

 

Reduce las compras con tarjeta de crédito

¿Recuerdan el primer consejo de la guía? Cancelar todas las deudas. Para no volver a tenerlas, te recomendamos retirar todas las tarjetas de crédito de tu billetera y dejarlas en casa cuando salgas a hacer compras. Si bien en muchos casos las tarjetas nos ayudan, en otros se pueden convertir en una pesadilla si no las usamos correctamente.

Por ejemplo, el principal error es hacer el pago mínimo de la tarjetas de crédito. Si creemos que esto ordena nuestras finanzas, estamos equivocados. Lo único que lograremos es aumentar exponencialmente las deudas. El recurrir a estas prácticas llevará a generar más y más intereses incrementando todos los meses el monto que debemos abonar. En el caso contrario, el pagar el total de nuestra factura mensual puede derivar en múltiples beneficios según los bancos y tarjetas que utilicemos, como la sumatoria de millas o descuentos exclusivos en diversos segmentos. ¡Averiguar!

 

Hombre guarda su tarjeta de crédito en su billetera. 

 

Antes de realizar un pago con su tarjeta de crédito, piénselo dos veces.

 

Por otro lado, pagar la deuda de una tarjeta con otra nos llevará al mismo camino que la primera opción: más deuda. Suele ser una acción desesperada para salir del momento de crisis pero tiempo más tarde, las deudas serán impagables. A no confiarse.

Pocas personas se toman el tiempo de leer la letra chica de los contratos acerca de las tarjetas de crédito. Es oportuno saber cuándo vence la factura para poder tener un mayor control sobre lo que llevamos gastando. Además, debemos estar atentos para aprovechar descuentos y beneficios, como en supermercados o tiendas de alimentos o indumentaria.

Alguna vez se han hecho la siguiente pregunta: ¿Cuándo conviene comprar con las tarjetas y cuándo no? Los expertos afirman que es bueno usarlas en caso de que haya cuotas y las mismas sean sin intereses. En caso de que haya intereses, debemos entender qué estamos comprando. Veamos un simple ejemplo: si queremos adquirir un electrodoméstico o un celular, por ejemplo, podemos sacarlo en cuotas porque sabemos que es un bien durable. En cambio la estadía de unas vacaciones en el exterior, no lo es. Terminaríamos de pagar los pasajes mucho tiempo después de haberlas disfrutado.

 

Usa los bonos navideños o ingresos extra para reducir deudas

Es normal querer usar ese dinero extra que cobramos para darnos algunos permitidos como comprarse ropa, salir a comer afuera o comprarse algún electrodoméstico no esencial. Pero cuando se está endeudado es conveniente establecer prioridades y destinar ese ingreso extraordinario a cumplir con nuestras deudas. Si lo piensa con detenimiento y lógica, verás que es más importante nuestro estado financiero que tener el último modelo de celular.

 

Hora de disfrutar de los ahorros

Seguramente conseguir ahorrar lo que querías valió de un enorme esfuerzo. Pero, como todo sacrificio, al final hay recompensa. Sin embargo, no hay que relajarse. Debemos seguir firme con los objetivos fijados y por eso hay que revisar nuestro plan de ahorro, si está funcionando o todavía hay que recortar gastos. Ver los resultados positivos seguramente sea motivador para cambiar los hábitos definitivamente y cumplir esos sueños que tanto anhelabas.

 

Mauro Fernández

Mauro Fernández

Redactor en Panacash, periodista de Clarín

Mauro es periodista, le apasiona escribir y trabaja para Clarín, el diario más importante de Argentina como Analista de Contenidos en el área de Branded Content.